Ayer fuí al Mercadona con mis hijas, a la pequeña la pongo en la silla del carro del super y a la mayor dentro del carro, así tengo movilidad para ir más rápido. Todo va bastante bien hasta que estoy cogiendo los yogures y mi hija me dice: “Mamá tengo caca”…. no no  no puede ser ahora no ¿puedes esperar? le digo…. y me dice si si puedo… (con cara apurada)

Así que igualmente cojo dos cosas rapidamente y nos vamos a pagar. Llegamos al parking y la niña ya no podía más, así que me meto en el baño de minusválidos que cabe el carro de compra, porque no iba a dejar a la pequeña fuera y como no sabe andar no quería que estuviera en ese suelo que seguramente no estará muy limpio.

Cojo a la niña y la levanto para que haga caca y claro así no podía, asi que le limpio todo con toallitas y apoyo a la niña, hace caca pero de aguantarse se  había manchado por todo, menos mal que había cogido las toallitas antes, gracias a eso la pude limpiar y la niña montó en el coche como si na.

 

Uff prueba superada, gracias toallitas!!!

 

Aventuras en el super

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *